horizonte

Horizontes

Leo en la página 630 de Naturalismo de Lama Ole (2002): «Primitivamente, el horizonte era el lugar que no podía ser visto o alcanzado a la vez. Era posible verlo en el presente, bajo la misma luz, pero alcanzarlo significaba introducirse en el tiempo. La línea vislumbrada por la mañana pertenecía a la noche del caminante. Hoy lo hemos incorporado. Gracias a la aviación, es posible verlo y alcanzarlo bajo la luz del mismo día. Algunas sectas percibieron en ello una violación del poder del sol y recomendaron el suicidio. Hay quien prefirió cambiar de religión. Desde los años cincuenta, el grupo naturalistas por un pensamiento puro, que más que un movimiento unitario es un conjunto de grupúsculos de origen zoroástrico, se reúne una vez al año en una llanura del sur de Turquía donde perpetra la hekm, un rito en el que los participantes lanzan piedras al cielo para simbolizar la destrucción de la tecnología al tiempo que efectúan la destrucción de sus propias cabezas».

Anuncios